• Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social de Spotify
  • Icono social Twitter

© 2018 by Con el verbo en la piel 

Por: Ana Castillo Muñoz

Mayra Díaz Torres

Entre las agallas de esta jeva, su sonrisa y su presencia las luchas en pro del aborto en Puerto Rico hace que algunas cosas, que parecen ser complicadas, sean más placenteras y accesibles. Mayra actualmente dirige una clínica de servicios de salud sexual y reproductiva de base comunitaria, al mismo cría una adolescente con las preguntas más cool. Conoce a Mayra y todo lo genial que es. Gracias mujer, por todo lo que haces. 

1. ¿Quién soy?

Soy una taurana de 41 años (con toda la sabrosura que eso implica) nacida y criada en Caguas, Puerto Rico.  La menor de tres hijas y también la peor portada (a orgullo lo llevo…). Tuve una niñez feliz, amada y protegida. También una adolescencia intensa (como deben ser todas las adolescencias).

Estudié un bachillerato en Psicología de la UPR Río Piedras (¡jerezana por siempre!), y completé una maestría en Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas.  Fue en el Recinto de Ciencias Médicas donde aprendí que la revolución más grande que se puede conspirar es la de cerrar la brecha que existe entre los servicios de salud y las personas que viven en condiciones de pobreza y vulnerabilidad que necesitan de esos servicios.

Inicié mi carrera como Educadora en Salud para varios proyectos de salud mental. El camino me llevó a trabajar con personas jóvenes. Ahí nació mi pasión por el desarrollo juvenil y la defensa de los derechos de las juventudes. Trabajé en organizaciones sin fines de lucro, en el sector gubernamental y también fundé mi propia firma de consultoría en desarrollo juvenil y estrategia organizacional para el sector sin fines de lucro.

Hace cuatro años me certifiqué como dula de aborto con el Boston Doula Project y actualmente dirijo una clínica de servicios de salud sexual y reproductiva de base comunitaria. Me tomó veinte años lograr ejercer mi pasión por accesibilizar servicios de salud a personas con vulnerabilidad económica y social – mujeres pobres, mujeres inmigrantes, mujeres trans, mujeres jóvenes.  La espera siempre parece corta y necesaria cuando el sueño se logra cumplir.

Colaboro activamente con la Campaña Nacional por el Aborto Libre, Seguro y Accesible, el Colectivo Ilé y la organización Urbe Apie.

Soy mujer, soy negra, soy feminista, soy madre, soy hija, soy hermana, soy la heredera de la luz de mis ancestras, soy la mujer de mis sueños, soy todo lo que necesito ser…

2. ¿Qué te da felicidad?

La sonrisa de mi hija.  El primer sorbo de café del día. Mirar hacia el lado y verme en los ojos de mi amado. Trabajar en lo que me gusta. Servir. Desobedecer. Reclamar. Marchar y piquetear. Bailar la rumba de Pupy Santiago y su Descarga Cubana. Los recuerdos felices.  Los días en los que me siento jeva. Un buen apretón. Tener a mi familia cerca. El sancocho de mi madre. Ir de compras cuando tengo chavos y que todo lo que me mida me quede tirau’. Cuando a la gente mala le salen mal las cosas. Cantar a to’ jender.  Saberme amada y sentirme combativa.

3. Dime una palabra que te identifique y ¿por qué?

Esta la tuve que pensar. Hay tantos momentos que definen a una, y tantas palabras para nombrarse. Pero, cuando pienso en esos momentos que marcan, pienso en que la palabra que mejor resume la esencia de lo que he vivido hasta ahora es: seguir.

 

Seguir intentando.

Seguir defendiendo.

Seguir – lo de largo cuando no me sienta apreciada

Seguir afirmando mis capacidades cuando se han puesto a prueba o se han puesto en duda

Seguir presente y apoyando las causas justas.

Seguir convencida de que merezco toda la felicidad del universo

Seguir viviendo una vida con propósito

Seguir amando

Seguir riendo

 

Seguir cuidándome, queriéndome, creciendo… seguir, seguir y seguir... ¡hasta que se acabe la trillita!

4. ¿Qué cambiarías o mejorarías del mundo?

Que todas las mujeres puedan vivir una vida digna y feliz. Que todo niño, niña, niñe o persona joven encuentre un propósito y una fuerza interna que le inspire y le guíe. Que nadie se acueste con hambre. Que ninguna persona sea maltratada, herida o menospreciada por ser como quiere ser, o por amar a quien decida amar. Que desaparezca por siempre y para siempre el espacio entre los recursos y la necesidad.

5. ¿Te sientes segura/cómoda con tu sexualidad?

A los cuarenta y pico es que más segura y satisfecha me siento con mi sexualidad.  Hay madurez suficiente para permitirme el disfrute, para pedir que me toquen dónde me gusta y para expresar sin trabas cuando quedo insatisfecha. Ya la etapa de “no hacer sentir mal al jevo” pasó hace rato.

 

También me exploro más, me doy la oportunidad de conocerme más y mejor.  Conocerme la piel. Conocerme el corazón. Poco a poco ir retando lo que se de mí hasta ahora. Quitarme los límites.  No existen.

 

6. ¿Qué significa para ti tu sexualidad?

Mi sexualidad es una de las maneras más significativas de expresar mi ser. Mi sexualidad refleja mucho de mi manera de ver el mundo. El cómo decido manifestar mi sexualidad me define en muchas instancias.

 

Para mi significa gozo, exploración y disfrute. Significa pasión, energía y responsabilidad. Es desearme, quererme, compartirme. Es liberación.

  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social de Spotify
  • Icono social Twitter