A un click del orgasmo: trabajo sexual en tiempos de Snapchat

Lo que empezó como un juego entre ella y su esposo en el 2015 hoy es parte del sustento de su familia. Luego de 11 años de matrimonio, varios hijos y la monotonía susurrándoles al oído dejándoles saber que tenían que cambiar la dinámica decidieron grabarse teniendo relaciones sexuales y compartir los vídeos en plataformas pornográficas. La reacción de sus espectadores no se hizo esperar. Recibieron felicitaciones y mensajes motivacionales para que le siguieran"metiendo".


En un principio, Maritza (nombre ficticio que utilizaremos para salvaguardar su identidad) junto a su esposo solían grabar vídeos sexuales donde se les veía la cara, sin embargo, esos filmes eran solo para consumo personal. Con el tiempo, eliminaron los rostros de las demás producciones.

"Él es director de cine, él lo ve todo desde ese punto de vista. A todo le quiere sacar una película, a mí me gusta más la fotografía... hacerme fotos sexies", sostuvo la mujer de 34 años.


Actualmente el contenido trascendió a otras plataformas con un elemento añadido: capitalizar. Darla gratis dejó de ser una opción. Tanto ella como su compañero se cuestionaban la posibilidad de generar ganancias económicas con su imagen. Así que crearon una cuenta privada en Snapchat (lapeluapr) donde para el público poder entrar y obtener contenido exclusivo deben pagar una mensualidad.


Todos los días hay algo nuevo que ver. Maritza dice que se ha topado con gente quejándose por tener que pagar por ver pornografía cuando esta es gratis en el Internet. "Aquí tú tienes una interacción y eso no te lo van a dar las porn star del Internet. De momento tú mandas tu foto y yo te pongo algo... eso le da personalidad, esa una experiencia distinta", agregó.


Para ella su concepto de no mostrar su rostro está claro y no piensa ceder. Dice que sus seguidores encuentran un encanto particular en poder imaginarla a diferencia de otras chicas de la industria que sí se muestran tan cual. En estos momentos, según Maritza la industria de la venta de imágenes eróticas está en crecimiento. "Hay un montón de mujeres aquí. También he visto el brinco que han dado las strippers hacer esto. La verdad es que esto está dejando más", mencionó.


En otra cosa en la que no piensa ceder es en aceptar encuentro sexuales por dinero. Las ofertas han estado vigentes desde el día uno. Recuerda cómo en un ocasión un seguidor, aparentemente figura pública, le ofreció enviarle un Uber para que la recogiera en su ubicación y la llevara donde él para tener intimidad. Para ella es importante no cruzar esa línea entre lo virtual y lo real, pues se debe un respeto a ella, a su trabajo, a su esposo y a sus hijos.


A pesar de las medidas de seguridad en las que ha incurrido en los pasados años, en una ocasión una de sus niñas se topó con su perfil en Instagram @lapeluapr y la reconoció. Sin embargo, la niña no le dijo nada directamente, pero sí lo conversó con su hermano mayor, quien hizo el acercamiento con su madre y conversaron. "Mi hijo mayor y mi madre saben lo que yo hago". Normalmente, es a su madre a quien Maritza le cuenta cuando va a grabar nuevos vídeos. Ante la complejidad de utilizar su casa para producir a veces tiene que irse a moteles.


De acuerdo con información provista por la compañía Pornhub al periódico Diálogo en el 2016, el usuario promedio de Puerto Rico invierte nueve minutos y 57 segundos en esa página. Al mismo tiempo, la Isla ocupa la posición 61 en el tráfico de visitas en el portal. Maritza relata que le gustaría hacer una serie basada en su historia y sus procesos creativos, pero reconoce que todavía le quedan pasos que dar, entre ellos añadir una escena lésbica y un trío.



Las estadísticas demuestran que los puertorriqueños entre las edades de 25 y 34 años componen el 24 por ciento del total de visitas a Pornhub. De acuerdo con las gráficas provistas por Pornhub, se resalta el hecho de que el consumo pornográfico femenino en Puerto Rico tiene el porcentaje más alto registrado por esa página cibernética a nivel mundial. En Puerto Rico se registra un 34%. La categoría más vista es la de Lesbianas.


430 vistas

síguenos

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco

© 2018 by Con el verbo en la piel 
San Juan, PR

Fotos: Dry Erotica

@dryerotca