Padres: ellos también meten mano

Estás en tu casa. Oyes una puerta cerrarse. Escuchas el seguro. Empiezas a oír risas distintas, susurros, movimientos extraños, la cama comienza a chocar repetidamente contra la pared, gimen, gritan, aumenta el calor en tu casa, te estás tapando los oídos con la almohada, tu madre se oye agitada, tu padre también, cada vez es más fuerte, más fuerte, mas rápido, un suspiro alto... un silencio.


Orgasmos.


Si vives en la misma casa que tus papás seguramente has tenido que presenciar esta situación. Quizás te levantaste en medio de la noche por un ruido extraño, oías gritos o gemidos a lo lejos, o llegaste a tu casa más temprano y resultaron ser tus padres teniendo relaciones sexuales.


En mi caso, creo que fue un domingo. Recuerdo que estaba jugando en las afueras de mi casa con unas amiguitas. En un momento dado hablamos de carteras, así que se me ocurrió la maravillosa idea de entrar a la casa y buscar una para continuar el juego. Al entrar, estaban mis hermanos conversando en la sala. Mami y papi no estaba allí, estaban en el cuarto encerrado bajo llaves. Yo, ingenua al fin, comencé a tocar la puerta. Ellos no contestaban. Lo único que yo quería era sacar la cartera para seguir jugando. Al cabo de unos minutos le digo a mis padres que me abran la puerta que "soy yo, tu hija".


Adentro se oyó una carcajada. Se reían de mí y mi código secreto para abrir esa puerta: "soy yo, tu hija". En aquél momento, no entendía porqué estaban encerrados. Hoy, puedo especular... Mami, dice que no estaban haciendo nada.


No sé qué creer.

Es probable que hayas encontrado a tus papás en situaciones comprometedoras. Descuida, sé que es un momento incómodo, y que tampoco querías haberlo presenciado. Pero las pregunta ha de ser: ¿qué hacer cuando encuentres a tus papás teniendo sexo? ¿cómo se supone que reaccione?


Lo primero que tienes que saber es que ellos son adultos, no deben explicarte y esa es su casa. Recuerda que estás en su espacio, tú eres el únicx presentao' allí. Cuando esto pase, respira profundo y observa cómo te puedes zafar del área. Si te vieron, pide disculpas.


Puedes utilizar frases como:

  • "Disculpen"

  • "No quise molestar"

  • "Lo siento"

  • "Eso perra" (esto no, estoy bromeando)

Es importante evitar cualquier tipo de comentario y mencionar el episodio.

Si ellos te vieron a ti, es de suma importancia que sepas que ellos están atravesando una situación vergonzosa. Es por eso que hay trapitos que se lavan en casa, por lo tanto, no le digas a nadie los que viste. Hay algunos temas que se deben mantener dentro de la familia.


¿Qué hacer?

  • Evita el tema.

  • Pide disculpas.

  • Inventa una excusa sencilla.

  • No des contra la pared para tratar que bajen la voz.

  • No seas un inmaduro.

  • Vete de la casa y déjalos meter mano en paz.

¡Ellos también tienen derecho!

116 vistas

síguenos

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco

© 2018 by Con el verbo en la piel 
San Juan, PR

Fotos: Dry Erotica

@dryerotca